martes

Adolescencia


Una difícil etapa, una difícil edad, para nosotros los padres o para ellos?
He sido adolescente y fue una época que marcó mi vida, por diferentes razones.
Es la etapa en que ni eres adulto, ni eres niño, incluso puede que para ellos sea más complicado que para los padres.
Entiendo su postura, hay vida fuera de su entorno familiar!
Comienza su andadura, la que no es tan fácil, tan divertida, en la que hay que tomar decisiones, comienzan a ser adultos y saben que sus actos repercuten en los demás.
Para nosotros los padres es duro ver como se van sintiendo independientes, ya no necesitan de nosotros, pero... y ellos??
Acaso no es duro para ellos luchar con sus sentimientos?
Es difícil que te tomen por adulto, cuando aún estás aprendiendo , cuando debates entre familia o el mundo que te rodea, empiezan a buscar su sitio, eso es una tarea lenta y larga.....
A veces sonrio pensando... y yo? acaso yo he encontrado mi sitio en esta sociedad? Si para mí no es sencillo a veces reconocer lo que está bien de lo que está mal..
Ser padres no es fácil, pero acaso ser hijo lo es?
Están en el comienzo de esa lucha interior, en la que a veces aún pasados los años, aun habiendo llegado a una edad en la que se supone eres una persona madura, sigues buscando (tu identificación del yo).

14 comentarios:

♥Hada♥ dijo...

Es dificilisimo para todos.
Yo no soy madre, pero entiendo que los padres aun quieran proteger a sus hijos, y no les dejen volar, pq saben que si se equivocan les van a hacer daño, y no quieren que sus hijos sufran. Pero ellos tienen que aprender.
Lo malo es que no se sabe, hasta que punto hay que darles libertad para que crezcan por dentro...

un beso gordo

Nunca dejes de sonreír dijo...

Aún pasando mi años, nunca dejaremos de buscar ese "identificación del yo".

Creo que es más dificil ser hijo que padre.

Me ha estremecido este post.

Un besito

alma máter dijo...

Calla, calla... que temo cuando me llegue a mi el momento... y no me queda tanto.

Un beso fuerte!!!

mimbre dijo...

Hola Sonrisa...
Te cuento, con respecto al escrito,
hace unos días, en una familia amiga, el padre regañaba a su hijo porque debia rendir una materia y no veia que su hijo, se esmerace por estudiar, penado ya sin tv y sin los video games, el niño reflexiono en voz alta: !Que dificil es ser hijo ,hoy en día¡¡
Sin palabras...
Un abrazo
Osvaldo

Estela dijo...

Es muy dificil ser padres,y tambien ser hija o hijo, pero es que la sociedad en la que nos movemos ahora es dificil todo,mis hijos son mayores y ahora empezamos a entendernos pero, crees que ebolucionas al mismos tiempo que ellos, y es imposible, las generaciones cambian y yo creo que es inevitable,por mi experiencia lo mejor es darles mucho amor,y si se equivocan que sepan que tu estas ahi para ayudarles.

Uyyyy valla sermon que te he pagao!!

Un abrazo y te sigo que me gusta lo que escribes.

una sonrisa dijo...

Hada:
Volar hay qe volar, es ley de vida!!
Un besote

Nunca dejes de sonreir:
Ande andará nuestro yo?? jajaja

Alma:
Mejor no pensarlo y que sea lo que sea...
Besotes!

Mimbre:
Si pusiéramos atención a todas las reflexiones de los niños, nos sorprenderian en más de una ocasión!
Un besito.

Estela:
Creo que vas a tener razón, todos hemos cometido errores y ellos no van a ser menos verdad? así que ahí estaremos en lo bueno y en lo malo!!
Un placer tenerte por aquí.

Azu dijo...

el titular del post es jugoso. Como madre de dos adolescentes, creo que ellos lo tienen muy fácil, actualmente los mimamos demasiado, y estamos muy pendientes de ellos.
Consideran que tienen todos los derechos y apenas obligaciones.
Y toco madera porque hasta ahora, todo está "dentro de la normalidad". Pero paciencia, tenemos que tener un montón.
un besito

HumP dijo...

Siempre estamos en continuo crecimiento sonrisa, aunque algunas veces pensemos que ya no lo hacemos.
Soy padre de un pre adolescente, y creo que la mejor manera de que maduren es esta: Enseñales todo lo que puedas y lo que has aprendido, tus errores y tus virtudes, todo, entonces abre las puertas de a poco, y deja que se equivoquen, rectifiquen, se levanten y vuelvan a decidir por si solos, maduraran, ya lo veras.

Un beso sonrisa
Hump

Ruben dijo...

Buenas Sonrisa
Este post tiene especial significación para mí y es que estoy a medio camino entre la madurez y la adolescencia, digamoslo así. Solo tengo 19 años a mis espaldas y ya me pesan las reflexiones que he tenido que hacer a ese efecto. Pero conclusiones verdaderas quizas llegue a solo unas pocas:

- Entiendo que en la vida de la persona y sobre todo en su desarrollo psíquico-emocional en un principio (niñez) influye decisivamente la familia, se construyen las bases sobre la que se asentará la futura personalidad del individuo. Más tarde y a mi juicio inexorablemente, se abre el camino a nuevas influencias: los amigos. Y es que son estas personas nuevas las que van condicionar tanto el camino que eliges como el comportamiento del futuro adulto. Algo así estableció Sigmund Freud, que recuerdo vagamente (corregidme si me equivoco)

- El ansia de protagonismo de los padres, o quizás la voluntad de protegerles del "exterior" crea crisis de sobreprotección que tiene efectos bastante negativos a mi parecer. Porque, de acuerdo, es normal que un "medio-niño" de 15 años te pida permiso para salir, para comprar, para administrar su dinero pero, ¿también debe buscar en un consentiiento a la hora de aceptar regalos por ejemplo? Esta crisis no permite que el hijo adopte decisiones por sí solo, y eso si que perjudica al futuro adulto.

En cualquier caso, yo no he sido un hijo muy problematico, siempre he tenido ansias de libertad, de tener una casa, de vivir en ella solo. Sin embargo, inconscientemente me veo avocado a ir fin de semana tras otro a la casa de mis padres, a mi hogar.

Un beso muy grande

P.D Antiguamente era mas dificil para los hijos, ahora la sociedad de "macarras" y del "navajazo facil" me hace dudar.

Juan dijo...

La funcion de padre no es facil, y a veces les complicamos la vida con nuestros problemas, yo ahora me encuentro responsable de la situacion en la que le hemos metido mi ex y yo y no me gusta. Un bso.

una sonrisa dijo...

Azu:
Te tendría que dar la razón, están demasiado mimados, pero.. al fin y al cabo no es eso lo que todo ser humano necesita? inclusive cuando ya hemos pasado a la etapa de la madurez? una cosa es mimar y otra muy diferente es consentir..respecto a los derechos, creo que no hemos sido los padres los que les hacemos creer eso, si no la sociedad en la que vivimos.
Un besito.

Hump:
soy del pensamiento que nunca podré ser amiga de mis hijos, por la simple razón que soy su madre, siempre tendran mi apoyo en lo bueno y en lo malo, pero creo que todos debemos tener un punto de intimidad, tanto ellos como nosotros los padres..les podré enseñar lo que me parece bien o mal, pero llega un dia en que tienen sus propios pensamientos y eso, conlleva a diferentes opiniones. Qué maduran?? siii creo que mi adolescente fué maduro antes de tiempo.
Un besito.

Ruben:
Tanto lo que he leido en tu blog, como tus comentarios no me dejan duda que eres hasta quizás más maduro de lo que pueda ser yo.
No puedo decir si te equivocas sobre los estudios de Freud, ya que lo más que se de el es que era un psicólogo, pero la mente es algo que nunca dejará de sorprendernos.
Supongo que cualquier padre, a ojos de su hijo será demasiado protector, ya que yo lo pensé de los mios también.
No creo que sea malo que tengas que ir los fines de semana a casa de tus padres, yo fuí independiente muy joven, a los 17, y hoy con casi 40 echo en falta a mis padres..
No entiendo muy bien tu posdata, sé que vivo en un pueblecito tranquilo, pero también he vivido en ciudad un tiempo y creo que respecto a los jovenes que se exagera más de la cuenta, claro que abrá navajeros, pero por culpa de unos cuantos, no se puede acusar a todos!Hay mucha juventud sana, más de la que nos hacen creer, la rebeldia no es sinónimo de maldad!! es mi humilde opinión.
Un besito y encantada de que vuelvas a sermonearme!!!

Juan:
No creo que una separación tenga porqué hacerte sentir culpable de nada, el ser padre o madre se es separado o casado y no, no es nada facil!!
Un besito.


PD: He querido ofrecer una lanza en favor de los adolescentes, ya que ultimamente voy viendo como se les culpa de muchos actos, pero la sociedad en la que vivimos me hace pensar que los adultos visto lo que hay en el mundo, damos bastante mal ejemplo, siempre he pensado que es mejor elojiar lo bueno dos veces y con una vez decir lo malo es suficiente y nos obstinamos en agudizar lo malo!! quizás esté equivocada... pero... me solidarizo con esa malloria de adolescentes sanos que hay!!
Un besito a todos!!!!

Nuria Gonzalez dijo...

Hola sonrisa.
La adolescencia es una metamorfosis por la cual todos hemos pasado. Creo que ahora se le da demasiada importancia y de ahí esa rebeldía excesiva de los jóvenes. Claro que se sufre en esa etapa, pero no tanto como se sufrirá ( en el sentido de fracasos ) el resto de la vida. Cuando la atravesamos nos parece un mundo, sin embargo mirando hacia trás... no es para tanto.
Es mucho más dificil ser padres ( si eres responsable ) que hijo/a. Los padres sufrimos constantemente por nuestros hijos mientras como es lógico los hijos quieren escapar de los padres en esa etapa de la adolescencia.
Besitos. Nuria

una sonrisa dijo...

Nuria: Demasiada importancia? Creo que la adolescencia es la etapa en que de verdad se determina quien serás en un futuro.En mi caso ha tenido mucho que ver.
Un besito

Nuria Gonzalez dijo...

Hola otra vez. Siento molestarte otra vez, pero es que aunque soy abuela todavía guardo parte de mi rebeldía juvenil.

Yo sin embargo pienso que la educación recibida en la infancia y pre-adolescencia es la que realmente marca la personalidad del adulto.
Tuve una infancia feliz pero muy severa y una adolescencia aún mas rígida ( muy normal en mi época ).
Fui rebelde ( que no conflictiva ) Fui querida por mis padres ( que no consentida).
Aprendí lo que significa la libertad que no es libertinaje.

Por supuesto siempre hubo, hay y habrá jóvenes adolescentes de entre aproximadamente 13 a 17 años estupendos, con valores sólidos, pero es que hay un sector que se hace notar en demasía.
Es una etapa difícil, en la cual hay que escuchar, llorar y reir con ellos pero también dejar que tomen decisiones aún a sabiendas equivocadas. Hay que vigilar en la distancia cual es el entorno de nuestros hijos porque ellos tienen más confianza en sus amigos que con la propio familia y a veces hay amigos poco recomendables. Bueno ya esta sino vas a decir que soy una pesada...
Besitos de corazón. Nuria